Portada Noticia

Tapones en Santo Domingo: un costo económico y social inmenso


Santo Domingo, República Dominicana, enfrenta un desafío constante que impacta la vida diaria y la economía de sus ciudadanos: los «tapones» de tráfico. Estos embotellamientos no son meros inconvenientes; representan un costo económico y social considerable, cuantificado a través de diversas fuentes.

Según datos recopilados por distintos medios, los tapones en la capital dominicana son el resultado de una combinación de factores complejos. La falta de educación vial, la improvisación en la planificación de infraestructuras viales, la deficiencia en políticas públicas efectivas y la falta de integración del transporte público de pasajeros se señalan como algunas de las causas primarias de este problema.

El impacto en la calidad de vida es notable. Conductores y peatones se enfrentan a más que simplemente retrasos en sus desplazamientos. Según un artículo de Diario Libre, el tiempo promedio que una persona puede pasar en el tráfico es alrededor de una hora y 14 minutos, lo que conlleva a un gasto mayor en combustible.

Problemas de salud mental, un aumento en el gasto de tiempo y dinero, aire contaminado: el transporte representa el 20 % de las emisiones de CO2 de los habitantes del Gran Santo Domingo, y un aumento en el riesgo de accidentes son algunas de las consecuencias directas de estos tapones.

En términos económicos, las cifras son impactantes. De acuerdo con informes de El Caribe y elDinero, se estima que los tapones han generado una demora agregada de 75 millones de horas en Santo Domingo, representando un costo en tiempo y dinero para los ciudadanos. Además, se estima que el costo diario de estos embotellamientos alcanza los 0.5 millones de dólares, reflejando el impacto económico directo en la ciudad.

Quejas de los usuarios en redes sociales:

Usuarios de la red social X (antes Twitter) han reportado, desde hace varios días, un aumento sostenido de retenciones en el tráfico vehicular en las principales avenidas del Distrito Nacional, es decir, más «tapones», responsabilizando al gobierno y al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) por no gestionar eficientemente el tránsito en las horas pico.

En este sentido, el comunicador y comentarista del programa de radio «Sol de la Mañana» y candidato a Diputado por La Fuerza del Pueblo, Pedro Jiménez, hizo un análisis detallado de la situación del tránsito en la ciudad, asegurando que República Dominicana carece de autoridad en este sentido.

«La situación del tránsito en la capital es preocupante y ha alcanzado niveles críticos. La falta de intervención y políticas claras han generado un caos vehicular sin precedentes. Es evidente que la ausencia de autoridad y la incoherencia en la gestión gubernamental son factores clave en esta problemática», enfatizó Jiménez.

Medidas frustradas

Es importante recordar que la dirección del INTRANT tenía planes de aplicar un plan de sustitución de semáforos inteligentes en el casco central de la ciudad, lo que mejoraría considerablemente el problema del tráfico. Sin embargo, esta transacción fue suspendida debido a una investigación a la licitación del contrato, llevando a su Director, Hugo Beras, a separarse temporalmente de su cargo.

Predominio de vehículos privados:

Un factor que contribuye al aumento de los niveles de tráfico es el uso de vehículos privados, el principal medio de transporte en el Gran Santo Domingo con una tasa de uso del 42.5%. Según la distribución, los viajes en transporte público ascienden al 37.0%, mientras que el 20.5% corresponde a desplazamientos a pie. Hasta diciembre de 2022, el parque vehicular dominicano alcanzó las 5,463,962 unidades. El 56.1% corresponde a motocicletas, el 19.9% a automóviles, el 11.4% a jeeps y el 12.7% restante a vehículos de carga y autobuses. La mayor cantidad de vehículos pertenece al Distrito Nacional y Santo Domingo con una participación del 21.0% y 17.7%, respectivamente.

Siete de cada diez viajan diariamente en el GSD:

Estudios oficiales revelan que de los 4 millones 404 mil 906 habitantes que se estima concentra la zona metropolitana, el 70% se moviliza diariamente. En esta céntrica porción de territorio, una persona (mayor de 10 años) realiza en promedio 1.6 desplazamientos por día, principalmente por motivos laborales, seguido por estudios, salud, servicios del hogar y compras. El plan de movilidad busca mejorar la eficiencia del transporte y aumentar la eficiencia del sistema vial mediante la optimización del tránsito.